lunes, 29 de octubre de 2012

¡MARTINELLI UN PERSONAJE DE TERROR MODERNO!!!

En alusión a la noche de brujas me preguntaba ¿Cómo nacen las historias de terror? , así como Bram Stoker, se inspiro en la Historia Vlad III o Vlad Tepes ( Dracule) , príncipe de Valaquia (hoy parte del territorio de Rumania junto con Transilvania), la verdadera historia que inspiro a este oscuro personaje del autor ingles, data del siglo XV DC cuando en el intento de expansión del Imperio Otomano Vlad III se enfrento con gran ferocidad a estos, pero del mismo modo con gran crueldad, ya que a los capturados en batalla les imponía la pena capital, y ordenaba depositar sangre en su cuenco donde luego bebía o mojaba su pan. Este oscuro personaje se asemeja mucho a Ricardo Martinelli, quien quizás no se bebe la sangre de sus opositores, pero tiene una crueldad incomparable solamente reprimida por las circunstancias históricas, ya que por su actuar, retrocediendo el tiempo y ubicándolo en otras décadas atrás, hubiese sido un dictador con un régimen extremadamente feroz y sangriento. Martinelli al igual que Vlad Dracule, en sus campañas ha manchado sus manos de sangre quizás no directamente, pero si por medio de sus esbirros, o al igual que en la recreación novelística por otros seres de tan oscura alma dominados por este. La avaricia el desdén, la gula de poder y riqueza han convertido a este señor, en el mayor infractor de delitos contra la humanidad en democracia en la República de Panamá, y todo fundamentado en caprichos económicos que solo buscan saciar sus intereses personales que se encuentran debidamente definidos. El Presidente es un vampiro moderno, que no absorbe sangre de la gente, sino dinero, vidas, tierras, y su sed de poder llega a tal punto que ha contaminado a sus secuaces para que actúen de forma tan irracional como la de él. Desde la crisis de Changuinola, pasando luego por el tema Ngbe Bugle, el conflicto minero y hoy día los recientes hechos por el interés de vender la Zona Libre de Colón, en dos años y medio ha logrado más muertes, y lisiados permanentes. por la represión estatal que todos sus predecesores juntos, bañando de sangre su gestión, llenando de rencor, luto y dolor a cientos de familias panameñas. Quizás algún día el o alguno de sus oscuros secuaces sean inspiración para algún intelectual de mente ágil y pluma liviana, con la capacidad de transformarlo a la ficción, pero la triste realidad que los medios tecnológicos nos permiten recoger es al hombre manipulador, avaro y desalmado que no tiene límites en su búsqueda de riquezas ni si quiera la vida humana ni la sangre de niños o mujeres ponen misericordia en su oscuro corazón ni el de sus compinches que como él tendrán en su memoria histórica la responsabilidad de las vidas perdidas a causa de sus malas e inconsultas acciones. Como en la novela de Stoker, solo cuando el pueblo se una y esté dispuesto a clavar la estaca en el corazón de la bestia y echarlo en un sarcófago encadenado para que no salga más y no pueda hacer más daño, así mismo el pueblo panameño tiene la capacidad de unirse y seguir luchando contra las próximas medidas inconsultas que vendrán, y convertir el voto en estacas o cadenas para que nuestros monstruos criollos dejen de seguir manchando de sangre la gestión gubernamental, para satisfacer sus gulas. Ricardo Martinelli como su engendro de partido deben desaparecer y simplemente pasar hacer parte de un cuento de terror que debemos recordar para que el miedo de volver a algo así nos de la conciencia suficiente de valorar nuestro poder popular.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada