Páginas vistas en total

viernes, 23 de diciembre de 2011

LA REEMILITARIZACIÓN


Hace poco veía en la televisión a el jefe del servicio nacional de fronteras de Panamá, al ver su uniforme sentí desagrado, asco, y algo rabia, ya que si la memoria no me faya el ejército panameño fue proscrito en uno de los primeros actos del gobierno post invasión.
Esto me llevo a revisar un tema que ya había visto cuando se aprobó el presupuesto que entrara en vigencia en el año 2012, donde el Ministerio de Seguridad, obtenía el mayor presupuesto para el próximo año fiscal, por encima de Salud, Educación y Desarrollo Agropecuario.
No se trata de criticar que se invierta en seguridad, lo que queremos señalar es el peligro latente que corremos a una remilitarización, con la compra de equipos de alta tecnología, aumento de salario programáticos, compra de armas cada vez más letales y demás potencias, cambio del uniforme de las tácticas y de la mentalidad del aparato represivo del Estado, que en las últimas manifestaciones se ha notado su progresiva monopolización de la violencia llevándola al punto del abuso, todo lo anterior en virtud la excusa de la seguridad, y combatir el crimen.
Esa lucha frontal, o esa guerra contra el crimen no tiene reglas claras y como en toda guerra sus víctimas somos los civiles, no armados y decentes que tenemos que ceder cada día otro porcentaje de nuestras ya soslayadas libertades, debido a que no importa haber convertido nuestras casas en jaulas, limitar nuestros horarios de esparcimiento, o limitar nuestro espectro geográfico.
Cada gobierno ha utilizado el tema de la seguridad como eslogan de campaña, dejando de un lado debates necesarios, centrándose en el combate a la delincuencia, en un escrito anterior “EL ORIGEN DEL MAL” exponía algo ya sabido, y probado científicamente en sociedades de avanzada, donde se ha expuesto que invertir en el desarrollo humano, ( deportes, educación, cultura) es el mayor arma en contra de la delincuencia, las drogas y otros flagelos sociales, estudios que no dudamos que nuestras autoridades conozcan, tengan y hayan valorado en algún momento.
Pero de lo anterior nace la pregunta ¿ Por que invertimos mas en armas y en seguridad, que en Desarrollo Humano y Seguridad Alimentaria?
Elemental diría Cherlog Homes , a su fiel amigo Watson, el hecho radica en que a los gobernantes les conviene mantener el tema de la seguridad como slogan político permanente, ya que si educan al pueblo y hay mas alimentos y más trabajo la delincuencia probablemente bajaría, no habría necesidad de dar en concesión directa millonarios contratos, no se tendría un brazo represor tan bien dotado capas de intimidar a la sociedad civil, grupos estudiantiles y obreros, con brutales represiones, mismas que no son proferidas a los criminales, ya que no parece lógico que en una urbe tan pequeña los criminales dominen tanto y tengan tal control y la policía con su “inteligencia”, sus inversiones no haya podido controlar la ola de crímenes y estos en vez de disminuir contrariamente aumenten, lo que nos lleva a otra interrogante ¿Qué hacen con tanto dinero para que tanta inversión y tantas unidades si nada cambia y va para peor?.
Para concluir creo que son más preguntas que respuestas, pero mantengo mi criterio que solo una reestructuración de la educación, comenzando con una inversión seria, puede dar como consecuencia una sociedad mejor preparada con menos riesgo social, al igual que una distribución de riquezas de manera equitativa, de la mano con el desarrollo agrícola que promueva la seguridad alimentaria propiciaran un país donde en un futuro la criminalidad sea tema de libros de historia, y así podamos tener una sociedad lo suficientemente analítica con elementos de base, que no permitan que cualquier persona pueda aspirar si quiera a dirigir las riendas del país, así poder tener candidatos que representen los verdaderos intereses sociales y sean capaces de esgrimir ideas en debates de interés social y no limitarse a escuálidas promesas de campañas que se repiten elección tras elección.
Tengamos cuidado y miremos con responsabilidad, esta remilitarización que se está dando en las fuerzas de seguridad de nuestro país.