Páginas vistas en total

sábado, 29 de octubre de 2011


QUÉ ES LA CIVILIZACIÓN?

Al considerar la pregunta ¿Qué es la civilización? debemos partir para poder entenderla mejor en base al texto sugerido, de otra pregunta que sería ¿Según quien o para quién?; la anterior a mi concepto tiene una importancia más fundamental que el mismo cuestionamiento del cual surge este escrito.
El concepto civilización ha sido a nuestro parecer encuñado por occidente, primeramente por Europa, para referirse aquellos pueblos que no compartían aspectos, que la sociedad de aquel entonces consideraba como normas básicas para ser llamadas civilizadas, en base al referido marco conceptual del escrito confeccionado por José Álvarez, también cabe destacar que este concepto más bien era utilizado como una acepción discriminadora, que obligaba a las naciones “civilizadas “ a utilizar métodos inhumanos para imponer estos criterios o normas sociales que ellos habían desarrollado dentro del concepto referido a otros pueblos o sociedades históricas que carecían de ellos pero que tenían sus propias normas.
Es entonces admisible nuestra inicial pregunta, en el sentido de que la definición de civilización estará supedita a quien la quiera definir y para que o en virtud de que, he ahí el verdadero sentido, ya que al analizar el texto base, se aprecia como menciona el autor de que en la segunda mitad del siglo XIX las naciones europeas investidas de la misión de “civilizar” el resto de la orbe, llevaron a cabo campañas de colonización, esto justificó el dominio violento de los europeos sobre buena parte del mundo.
En lo anterior encontramos respuesta al origen del concepto en base al ¿quién? Y el ¿Por qué? , lo que nos denota es que en aquel momento naciones más fuertes militarmente hablando como era Europa o el mundo civilizado, impusieron a base de espada y fuego la civilización a pueblos para ellos barbaros o incivilizados, lo que también es a nuestro entender carece de verdad ya que los pueblos colonizados tenían estructuras al igual que Europa, debidamente establecidas y normas sociales o conductas aprobadas por el común de la población, pero el argumento civilizador simplemente fue una de las escusas o razones para justificar las colonizaciones y expansiones territoriales, hoy se sabe inclusive que Japón tenía una estructura social debidamente formada me atrevería a pensar que hasta más desarrollada y con un código de honor superior al de los supuestos “civilizados” o que la misión Europea en las nuevas indias o América, fue el choque entre dos civilizaciones debido a que existían imperios con ciudades, que tenían comercio y desarrollo científico, arquitectónico, estructuras y normas sociales, que más bien desaparecieron en virtud de la misión de imponer la civilización occidental a esos pueblos “barbaros”
El concepto de civilización ha seguido siendo parte del desarrollo humano hasta este momento y aún sigue siendo un concepto discriminador, segregado y excluyente, debido a que, se mantiene como argumento para justificar guerras, medidas socio-políticas y económicas contra aquellos estados no civilizados, y en nombre de esa civilización personas llevan a cabo actos dignos de entes irracionales, esa capacidad del ser humano occidentalizado que tiene para aprobar situaciones que él jamás permitiría por el simple hecho de pretender que todos en el resto del mundo debemos tener las mismas normas o parámetros para así considerarnos seres civilizados, pero no es menos cierto que ese estándar ha predominado socialmente en nuestra concepción de otras regiones del mundo, nuestro pensamiento ha sido minado sistemáticamente por un sistema que nos ha hecho creer esa realidad, lo que nos trae a la mesa otro hecho y es que esos que consideramos barbaros, son personas, que tienen la misma capacidad de acceso a la información y a las tecnologías que aquellos que pretenden imponerles ese concepto errado de civilización en base a concepciones debidamente pre establecidas y superadas.
Otro de los conceptos que va de la mano con la civilización es el de cultura, el cual se ha mal utilizado al definir como menciona el autor a un hombre culto, en virtud de cómo ha cultivado su educación, en base a lo que sabe , el tipo de música que escucha y otros parámetros establecidos socialmente, cosa que no es cierta, ya que cada ser humano, cada grupo social tiene cultura propia, lo que no menoscaba ni pone en grado de superioridad la cultura de uno sobre otro, a mi corto entender más bien en un fenómeno necesario debido a que si todos tuviéramos las mismas normas de comportamiento aprendidas, no podría desarrollarse la sociedad, por el hecho de que todos somos un eslabón necesario dentro de la cadena del desarrollo con igual importancia.
El hecho de limitar a una persona que haya nacido dentro de un país, región geográfica determinada, a la cultura o al conjunto de normas sociales, folklore y conductas aprendidas y practicadas en esa región es discriminador, porque cada hombre si bien nace y en su formación va adquiriendo valores aprehendidos y pre establecidos en el entorno donde se desarrolla, muchas veces rompe con ellos y adopta nuevos valores, más hoy día con la globalización de las ideas, de la información todos tenemos la capacidad de exportar e importar cultura, normas de conducta inclusive de ser eclécticos y tomar aquellas que más nos gustan y desechar otras, es por ende que es errado considerar a alguien inculto o con poca cultura, quizás lo sea frente a la nuestra pero nosotros estamos en el mismo grado de desventaja frente a la de él, y la cultura juega un papel más importante debido a que esas conductas aprendidas en el medio social que muchas veces provienen de origen ancestral son las que aseguran su supervivencia, como bien lo dice el texto son una caja de herramientas, que el individuo utiliza para su desarrollo, sería ejemplificado de esta manera ( De que le sirve a un poliglota, graduado en las mejores universidades occidentales, con un doctorado en antropología o historia, conocedor de arte y de música clásica su cultura, en la selva amazónica, donde un aborigen brasileño que no conoce nada de lo que él anterior conoce, pero ancestralmente sabe utilizar la tagua, el arco la flecha, la mandioca para producir veneno, y el arpón para pescar) en el ejemplo anterior se define la situación planteada dependiendo del entorno, las herramientas de uno serán más útiles que las del otro, lo que nos lleva a la pregunta inicial, ¿Para quién somos cultos? A mi parecer son elaboraciones ideológicas que en vez de resolver los problemas y darle el valor a cada quien respetando sus normas aprendidas son las que han causado las mal llamadas luchas sociales, o brechas sociales ubicando a unos en una mejor posición frente a otros simplemente en virtud del menosprecio y la exclusión, he aquí donde diferimos en parte al escrito en base al concepto de luchas sociales, a nuestro parecer este si tiene valides debido a que en los conflictos sociales hay personas, estas mismas personas se han agrupado de manera formal o no formal en un estándar social, clasista y discriminador, en virtud de sus posibilidades y normas de conducta social que no tienen un representante como tal pero que al momento de determinadas situaciones se convierten en una unidad para defender sus intereses.
Finalmente estamos en total acuerdo de que el hombre de la cultura que sea, de la región que sea tiene necesidades biológicas básicas que siempre tendrá que satisfacer, tales como alimentación, reproducción, supervivencia, entre otras, lo cual nos lleva a concluir que en vez de perder el tiempo en discusiones sin sentido que simplemente agrandan la separación de los seres humanos como civilización única, deberíamos entender el mundo tal y como es con la pluralidad de sociedades y culturas dentro de una sola civilización, respetando los estándares sociales de cada uno y uniendo esfuerzos para poder asegurar aquellas necesidades básicas de todos. Pero entendiendo que solamente con la aceptación de un Derecho Internacional que nos regule a todos, será la única manera de poder respetar y aceptarnos mutuamente, ya que mientras unos se sientan superiores a otros y se entiendan como inalcanzables por la normativa y aquellos menos fuertes o con menos poder no tengan la posibilidad legal de poder defenderse frente a estos, estas discusiones sin razón de acepciones de mundo civilizado contra barbaros, de cultos contra incultos seguirán ahondando la brecha entre la raza humana que al final solo nos diferenciamos en rasgos y en conductas aprendidas ya que la sangre de un occidental es la misma que la de un oriental, la del culto es idéntica la del inculto solo cambia su posición en el eslabón en virtud de la “suerte” de haber nacido de un lado del mundo distinto.

jueves, 27 de octubre de 2011

CAUDILLO